¿Antes de un evento, qué debemos preparar? Creo que una de las principales cosas son las invitaciones. A raíz de ellas se consigue todo lo demás, pues sabes los invitados que vas a tener y así la organización del evento irá viento en popa

Este ha sido el último modelo que hemos realizado de invitación. Es un modelo fácil y sencillo que parece sacado de cuento. Harás que se sientan invitados a una ceremonia real, con el sello personalizado que incluye…
Ahora sí, manos a la obra.
Lo primero que debemos hacer es elegir el color y el tipo de papel; en este caso usamos papel piedra, que es el mismo que se utiliza para pintar con acuarelas pues su gramaje es muy alto y además es poroso. En este caso era de color blanco roto, pero puede encontrarse en diversos colores. Después realizamos el diseño en digital, os lo enseño a continuación.
Tras esto lo enviamos a la impresora, en estos momentos para las invitaciones estoy utilizando una impresora de inyección de tinta, concretamente EPSON ECOTANK, aún me queda mucho por aprender de estas impresoras pero poco a poco, por ahora decir, que tienen muy buen rendimiento, y la tinta está durando bastante.
En este caso, quedaron así tan preciosas que no me atrevía a dar el siguiente paso… ¿y sabéis por qué? por que íbamos a romperlas… pero no os asustéis. Vamos a romper, o mejor dicho, rasgar los 4 bordes del rectángulo de la invitación.

Y todo esto porque así parecía incluso más » de la realeza», para un verdadero principito.

Tras este paso, que a decir verdad cuesta bastante pues el gramaje es alto, toca envolver la franja de la fecha del bautizo con una fina gasa en color azul real.

Y ahora lo que mancha, poner el sello.

Cogemos diferentes bolitas de cera, en este caso yo tenía mezcla de azules, caribes, blancos fríos y blancos brillantes, los ponemos a fundir en este instrumento tan original.
Y cuando está fundido, tenemos dos opciones según cómo queremos que quede el sello, podemos verter el contenido, una bolita encima de papel de horno y poner el sello, en este caso con la inicial M, de Milan, o verter la cera líquida encima del lazo hecho con la gasa, y poner después el sello.

¡Y listo! Ahora solo queda meter la invitación en el sobre, y esperar la confirmación de nuestros seres queridos!